Entradas

ALETEO

Imagen
Dios comienza a pintar las nubes en el cielo del este, cuando las mariposas de las montañas llegan volando a casa... Una de ellas duerme confiada en la campana del templo sintiéndose segura y protegida, de cualquier daño. El breve aleteo de sus alas se puede sentir al otro lado del mundo... Lanza sus sueños en el espacio sabiendo que algo le será devuelto. Quizás un cielo nuevo, un nuevo amor, un nuevo mundo...  Y cuando le llega la hora del ultimo vuelo, su pensamiento antes de morir es el más colorido... ¡Vivir no es suficiente! Exclamó la mariposa. Hay que tener sol, libertad y una pequeña flor a la que poder confiar mi secreto, todas las noches de la corta pero intensa vida que el universo me regaló. El alma es una mariposa con alas blancas a la que hay que pintar sus colores con amor, pasión y poesía... Un dia pusiste mariposas en mi alma y pintaste sus alas con amor, pasión y poesía...  Aprendamos a satisfacer las necesidades de la vida como la mariposa que prueba la flor, sin de

El privilegio de la pausa aceptada.

Imagen
Saber que uno siempre cuenta con el privilegio de la pausa, descendiendo la intensidad de la marcha. Acomodarse en el suelo, quitarse los zapatos, tocarse el latido del corazón y sentir qué quiero que siga ahora, y qué no... Así, escuchando mí respiración como respuesta, con la cabeza inclinada, mirando a ese cielo que aguarda mí vuelo. Tranquila, despacio, sin que nada ni nadie importe... En ese silencio donde la verdad, siempre, me es revelada. Eso, en pausa, en espera, en modo off pero más viva que nunca. Dándome el permiso hermoso de frenar. Así, con el cuerpo a la altura del alma... Y... ¡Que espere el que pueda esperar!  Lo importante aquí es que me sepa esperar yo.  Eso también es curarse...

Así es ella.

Imagen
Tiempo atrás conocí a una mujer fuerte de la que mi admiración se llenaba,pues era ella la del carisma,la que con una sonrisa alegraba toda la jornada.  Y es que en esa sonrisa franca demostraba ser una de esas mujeres sin temor a nada... Hoy he vuelto a ver a aquella dama que fuera flor delicada. Ella es la misma flor, mas revestida por el halo de valentía, que se ha ganado en cada batalla... Es cierto que las heridas de una guerra no marchitan a la flor, sino que demuestran que la flor que ha sido bella, es aún más bella, cuando a pesar de la desolación  se transforma en una guerrera para enfrentar amenazas con cada una de sus fuerzas... Hoy te dedico estos versos flor valerosa, a ti que eres fuerte y que no te has dejado vencer y seguiras luchando sin importar el miedo ni nada, pues en tu fortaleza vive la belleza de tu alma... Lucha, guerrera, tú que demuestras que la flor que ha sido bella lo sigue siendo en la lucha, en la búsqueda y en la tormenta. Mi guerrera invenc

Cuando la perdida se convierte en ganancia.

Imagen
Cada año en España más de 50.000 mujeres de diferentes edades se someten a una histerectomía completa por diferentes causas relacionadas con la salud. En la India, cientos de mujeres se extirpan el útero para no perder su empleo, pues las que trabajan mientras menstruan, no son consideradas buenas trabajadoras.  Las autoridades indias, investigan cientos de casos de extirpaciones forzosas de útero en los últimos 3 años, concentradas en una comunidad de mujeres cortadoras de caña de azúcar en el oeste de la India. Las trabajadoras se enfrentan a multas de 500 rupias - unos 6,3 euros, el sueldo de todo un día - si no acuden a cortar caña de azúcar una jornada,por estar menstruando,pues eso no es una excusa. Para librarse de las menstruaciones que se convierten en una barrera para conseguir el empleo que,en la mayoría de los casos llega a ser el único ingreso familiar,estas mujeres optan por la histerectomía,pero la idea no sale de ellas.Los contratistas llegan a adelantarles dinero para

El susurro de la vida.

Imagen
Puedo sentir el susurro de la vida, puedo sentirlo al respirar.  Puedo sentir como tal diferencias, es tan solo un juego y aunque quizás hayamos olvidado que es un juego de experiencia y despertares, sigue siendo un inocente juego, en el que cuando acaba la función, reímos en silencio y volvemos a interpretar otra función.  Y más allá del desencuentro algo nos une, éso que habla en silencio, ése suave,delicado y tenue susurro de la vida... 

Transparencias.

Imagen
Soy la que extraña a los que ama y la que olvida a quienes la olvidaron, la que se rompió como un cristal cuando la vida le dio de lleno la peor pedrada. Soy la que no sabe de rencores, la que se enoja fácil y se desenoja más fácil pero no pierde la memoria. La que se preocupa por todos porque, todos los suyos son un pedazo de si misma. Soy la lluvia calmada cuando las ausencias inundan los ojos y también soy la tormenta que se puede desatar en un suspiro. Soy la que ama, más allá de ella misma sin importar cuanto amor hay del otro lado de la acera, pero que está aprendiendo a distinguir quien si, quien no.  Soy la que la vida forjó a fuego y golpes como el acero de las espadas. Soy la que sostienen las raíces aunque le hayan nacido alas. Soy la noche con sus secretos y el día con su luz, el invierno que da paso a su primavera porque la vida no es un invierno eterno y aunque no queramos verlas llegarán las flores. Soy quienes me amaron y quienes no lo hicieron, quienes me tendieron la

A tí Madre.

Imagen
Al verte Madre de dolor transida, con siete espadas de bruñido acero, quiero ser en tus brazos prisionera, cirinea de tu alma dolorida... A la zaga de tu huella va mi vida, aupando el corazón en el sendero, qué llevando contigo ese madero se mitiga el dolor de la subida... Dame Madre a gustar de la dulzura, del cáliz de tu amarga pesadumbre, no me importa el dolor ni temo nada,  pues si un día desmayo en el camino tendré aliento y la luz de tu mirada... Yo bendigo el dolor que me ha traído, hasta tu cara de amargura llena, y bendigo la Angustia de esta pena que en tus brazos de Madre se ha dormido... Bendigo, sí, el sufrir, porque ha sabido mostrarme el sol de la esperanza buena, y atraer tus caricias de azucena hasta mi pobre corazón herido... Te adoraba en la dicha y no sabía que guardaras ternuras todavía; son para quien llora tus amores, pues no importan las espinas de este suelo si para conducirnos hasta el cielo nos tienen pasaporte tus Dolores...